Tags

, , , , , , ,

DSCN2561 (2)

A veces nos olvidamos tener presente las cosas buenas que nos pasan. Nos acordamos de ellas en determinados momentos sí, pero podemos extraer mucho más el poder que tienen. Y es que si nos centramos en ellas pueden funcionar como un motor, como una dosis extra de energía, pero sobretodo nos harán sentir satisfechas y felices. Esta bien ser optimistas con el futuro y esperar lo mejor porque así nos abrimos a más oportunidades buenas. Tengo que reconocer que a mi me cuesta a veces, en algunos momentos no me animo a hacer cosas porque pienso a priori que el resultado no va a ser bueno. Por un lado hay que ser realistas y tampoco creer realidades que no son. Mantener los pies en la tierra y ver las cosas que están ahí aunque no nos gusten es importante. Pero el optimismo, esa sensación positiva con nuestra vida y con nosotros mismos, es lo que nos hará sentir más fuertes. Lo difícil a veces es tenerlo presente cuando estamos pasándolo mal o cuando tenemos un mal día. Es un hábito, como un músculo que puedes ir entrenando cada día y así lo tendrás más desarrollado para cuando tengas que hacer un esfuerzo mayor. Una cosa que hay que tener en cuenta es que la positividad atrae más positividad. Si la promovéis acabaréis viendo las cosas un poco mejor sin daros cuenta, y caminando por la vida con más ilusión.

Otro enemigo del optimismo es que todos los días nos bombardean de malas noticias. De hecho a menudo parece que nos atraen más que las buenas, porque son una escusa para tener algo de lo que quejarnos. Evitemos caer continuamente en eso. No digo que haya que ignorarlas ni mucho menos pero si equilibrar un un poco para que no solo recibamos cosas negativas. Si miramos la vida de otra forma podremos recibir lo bueno que nos da y absorberlo mucho mejor.

Ejercicio para sentirte mejor con tu vida

DSCN2749

Un ejercicio que me encanta y que quiero compartir con vosotras es el siguiente. Sirve para desarrollar el “músculo” del optimismo. En un cuadernito, cuanto más pequeño mejor porque así es más íntimo y más fácil de esconder, escribe al final de cada día o de casi todos los días al menos cinco cosas buenas que te hayan pasado, que te hayan hecho sentir bien. No importa que sean tonterías, no importa en absoluto que no sea algo grande. El objetivo es el hábito de hacerlo, de centrar tu atención en esas cosas buenas. Nos obliga a hacer una búsqueda en los recuerdos del día para atraer los buenos. Creo que es mucho más fácil si se escribe, al menos para mi, aunque hay gente que igual prefiere hacerlo mentalmente que esta genial también. Me gusta tenerlo todo recogido en el cuaderno porque siempre se puede releer. De los tres cuadernos de la foto, dos de ellos ya los he acabado, y os puedo asegurar que si lo abris por cualquier página y lo leeis, os sentis alegres y mas fuertes. Te das cuenta de que el mundo tiene mucho que ofrecerte y que en tu vida has vivido muchas cosas buenas y como consecuencia sientes sin quererlo que muchas otras experiencias positivas vas a vivir. Es una sensación muy agradable, tanto recordar rutinariamente lo bueno (porque hace que estés más atenta a lo bueno que te pasa cada día) como tenerlo guardado en un cuadernito y luego tiempo después releerlo. Aunque a veces nos de pereza, no nos apetezca y nos cueste pensar positivo, es muy bueno para nosotras mismas. Recordad que el optimismo es como un músculo que hay que desarrollarlo poco a poco, sin renunciar a ser realistas, con el objetivo de vivir con ilusión y caminar en armonia por la vida. 

DSCN2745_thumb.jpg

Muchísimas gracias por leerme y espero que te haya sido útil o entretenido. Un abrazo enorme y que te pasen muchas cosas buenas, o mejor dicho, que pienses en ellas. Pregúntame lo que quieras o curiosea otras respuestas en https://ask.fm/VanillaandMoonlight

Advertisements