Tags

, , , , , , , , ,

DSCN2818_thumb.jpg

Hace dos años que descubrí este desmaquillante de ojos y desde entonces no he dejado de utilizarlo. Tiene todas las ventajas que necesito en un desmaquillante: económico, suave con los ojos, hidratante con la piel y con ingredientes cuidadosos. Se trata del aceite de coco orgánico y natural. Tiene que ser uno que pueda consumirse, que pueda comerse, porque solo así nos aseguramos de que mantenga todas las propiedades del aceite de coco. Desmaquilla completamente y además podéis usarlo para más cosas (hidratante para el cuerpo, para el pelo…), pero siempre lo cojo con una cuchara o espátula para que no se contamine el producto. Hace falta muy poca cantidad para que desmaquille, con lo cual dura muchísimo y es muy económico. El frasco cuesta unos seis euros y a mi me dura meses usándolo casi a diario. Además deja la piel del contorno de ojos muy hidratada después de usarlo, de hecho a veces lo uso como contorno de ojos ver aquí. No tenéis que preocuparos por que irrite el ojo como hacen otros desmaquillantes. ¿Inconvenientes? Hay que aprender a utilizarlo para que no deje sensación aceitosa en los ojos. Aquí os explico como lo hago:

Me gusta que el aceite de coco tenga una textura sólida, porque es más fácil de trabajar y de extender. En las épocas del año más frías, a temperatura ambiente se queda sólido, sin embargo en verano es líquido como la mayoría de los aceites. Lo que hago entonces es guardarlo en el frigorífico. Cojo una pequeña cantidad en la punta de los  dedos y masaje suavemente sobre las pestañas, con cuidado de que no entre en los ojos, haciendo que la mascara de pestañas de desprenda. Este es el paso más difícil, yo tuve que usarlo varias veces hasta que pillé el truco. La clave es hacerlo despacio y con suavidad, de manera que el aceite de mezcle con el maquillaje y se lo lleve. Esto también lo podéis hacer con un algodón si preferís, pero a mi me gusta más así, aunque limpiaros las manos siempre antes de aplicar cualquier producto en la cara. Ya sea un desmaquillante, una crema o maquillaje, siempre con las manos limpias. Cuando veo que estoy como un mapache, el aceite de coco esta mezclado con el maquillaje y esta todo emborronado, lo retiro con agua caliente hasta que deje de verse el color negro del maquillaje de ojos. A continuación paso a usar el limpiador, la espuma quita esa sensación de aceite que queda en el contorno de ojos. Los limpiadores que uso no irritan los ojos, como el de avene, que dice que vale para cara y para ojos, o el de Aloe vera de Organic Skincare by Perse. Normalmente así queda completamente desmaquillado, pero si queréis aseguraros podéis pasar un algodón con agua de rosas por el párpado, con suavidad, para terminar.

En este vídeo os lo enseño. Si os ha gustado, suscribiros al canal 🙂

Espero que os haya gustado el post. Es una forma de usarlo que a mi personalmente me funciona muy bien. Como me maquillo los ojos muy a menudo me gusta usar un desmaquillante muy cuidadoso para no preocuparme por si esta dañando mi piel a largo plazo. Un abrazoSonrisa

Advertisements